Graciela Bialet

En el ro los peces aprenden a jugar y a nadar. Saip, que nada al revés, quiere regalarle a su mamá unos espejitos de mica. Pero los espejos suelen devolvernos imágenes que a veces no nos gusta mirar. La mala bicha Bigotuda del Agua, intentará aprovecharse. Siempre le anda al acecho. No molesta. Hasta que un día Saip recuerda que "el que nada no se ahoga" y va al encuentro de su mamá. Saip no tuvo miedo... las palabras lo rescataron. Las palabras siempre nos rescatan.

El que nada no se ahoga

515,00$Precio
    • Black Facebook Icon
    • Black Instagram Icon
    This site was designed with the
    .com
    website builder. Create your website today.
    Start Now