Fidel Sclavo

Los amigos imaginarios andan siempre por ahí. Cuando hay mucha gente, se asustan un poco y quedan quietos en su lugar.
Adoptan formas de objetos comunes: tijeras, dedales, lámparas, gomas de borrar. De esa manera pasan inadvertidos. Y nadie se da cuenta que están donde están.
Luego, cuando no hay algo sospechoso alrededor, vuelven a ser como siempre. A veces, se ponen a contar cuentos.
Unos son más conversadores que otros. Pero todos te entienden, aún sin hablar.
También pueden quedarse en silencio… Mirando.
Y escuchan todo lo que hay para escuchar.
Libros ilustrado premiado

Los amigos imaginarios

$469,00Precio
    • Black Facebook Icon
    • Black Instagram Icon