Keiko Kasza

“No te rías, Pepe”, le dice mamá zarigüeya que le está enseñando a hacerse el muerto, pues esa es la manera en que las zarigüeyas se defienden de los enemigos. Pero Pepe no puede dejar de reírse. Poco después, el pequeño tendrá oportunidad de mostrar si realmente ha aprendido la lección, cuando se enfrente a unos tremendos predadores, pero además mostrará que, después de todo, saber reírse es tan importante como saber defenderse.

 

No te rías, Pepe

$350,00Precio
    • Black Facebook Icon
    • Black Instagram Icon