Liliana Bodoc

 

El día en que Mijaíl preguntó por Ángela y el carnaval, Sabino escuchó el retintín de la desgracia. Una plaza en la parte vieja de la ciudad. Un vendedor de yuyos que llegó desde Bolivia huyendo de la miseria. Una muchacha que no pudo vivir más allá ni más acá de su hermosura. Un vendedor de harinilla que se dejó ganar por el rencor para que el carnaval en el barrio de San Pedro fuera finalmente escenario de la tragedia.

Presagio de carnaval

529,00$Precio
    • Black Facebook Icon
    • Black Instagram Icon
    This site was designed with the
    .com
    website builder. Create your website today.
    Start Now